domingo, 9 de junio de 2013

TRASTORNO BIPOLAR



El trastorno bipolar, también conocido como maniacodepresivo es un estado caracterizado por un desorden del humor. Los individuos experimentan un estado conocido como manía, en los que presentan un estado enérgico y exultante que alternan con otro depresivo.

Dependiendo del nivel las personas puede presentar unas características que pueden ir de entusiastas y mostrarse muy competentes a tener conductas erráticas e impulsivas, tomando decisiones equivocadas debido a ideas erróneas, algunos distorsionando absolutamente la realidad cayendo en estados psicóticos . Los individuos que padecen estados maníacos también suelen padecerlos depresivos, aunque pueden sufrir ambos estados simultáneamente. Estos episodios pueden durar desde varios días hasta varios meses y pueden alternar con estados absolutamente normales.

Las personas que padecen este trastorno vivencian un aumento exagerado de energía y una disminución de la necesidad de dormir, necesitando solamente tres o cuatro horas de sueño aunque algunos pueden permanecer varios días en vela. (1)

El lenguaje es verborreico y sin sentido, el pensamiento muy precipitado y mezclado con música y voces. (2) El nivel de atención es muy bajo y pueden tener un aumento del deseo sexual con peligro de caer en el abuso de sustancias, alcohol, cocaína, pastillas, etc. igualmente se les puede incrementar la agresividad y tener comportamientos violentos.

La gravedad de los síntomas maníacos puede ser medida por escalas de calificación, tales como la auto-Altman Mania Rating Scale. (3)

Se recomienda medicación junto con psicoterapia de corte psicodinámico. El fármaco más utilizado es el lithium, el cual es muy efectivo en los episodios agudos de manía ya que reduce el riesgo de suicidio, aunque hay que tener mucho cuidado por su toxicidad que requiere seguimiento a través de análisis de sangre.

Desde un punto de visto psicodinámico la persona que padece un trastorno maníaco depresivo es alguien psíquicamente frágil que no puede sobrellevar el sufrimiento que le produce la causa que sea que le lleva a depresión por lo que hace una pirueta y se escapa por el otro lado de la balanza. Por la experiencia que yo tengo suele ser bastante difícil conseguir la conexión entre pensamiento y sentimiento y que pueda vivenciar, por lo tanto elaborar y asumir lo que le produce su pesar. Pena llorada pena pasada.

(1) DSM-IV-TR
(2) Read, Kimberly (2010-02-27). "Warning Signs of Mania".
(3) Altman, E. G.; Hedeker, D.; Peterson, J. L.; Davis, J. M. (1997). "The Altman Self-Rating Mania Scale". Biological Psychiatry 42 (10): 948–955.

1 comentario:

  1. Un resumen sencillo y entendible del drama de esta enfermedad. E.S.

    ResponderEliminar